!

Su mensaje fue enviado correctamente

CEPLASA | Venta de porespan Madrid

CABEZAS MANIQUIES

 €

Las cabezas de maniquí se obtienen a partir del moldeo del poliestireno expandido. El pórex, poliestireno expandido (o EPS según sus siglas en inglés) también conocido como corcho blanco, es un material plástico espumado rígido de características muy especiales debido a su estructura compuesta de células estancas rellenas de aire. Es extraordinariamente ligero: aproximadamente un 98% del volumen del material es aire y únicamente un 2% materia sólida (poliestireno).

Posee una superficie blanca y prácticamente lisa idónea para pintar, recubrir de purpurina u otros materiales siempre que utilicemos las pinturas al agua y las colas sin disolventes adecuadas. También pueden ensamblarse entre sí con adhesivos o tornillos especiales.

 

En esta sección encontraremos maniquies de mujer y de hombre.

 

  • En general, todos los artículos de pórex se caracterizan por ser muy ligeros y resistentes.
  • El pórex es imputrescible, no enmohece y no se descompone por lo que puede utilizarse junto a alimentos con total tranquilidad.
  • Es prácticamente impermeable pero el vapor de agua puede difundirse en el interior de su estructura celular. Aunque es muy resistente a bajas temperaturas, el calor a partir de los 100º C lo reblandece pudiendo llegar a fundirse y emitir gases inflamables. Es por esta razón que puede cortarse con hilo caliente.
  • Expuesto a los rayos ultravioletas amarillea y se vuelve quebradizo y, por tanto, necesita algún tipo de recubrimiento o protección cuando es destinado a exteriores.
  • En cuanto a su resistencia química, no admite el contacto con ácidos concentrados, disolventes orgánicos (acetonas, esteres, ...), hidrocarburos, aceites y carburantes contenidos en adhesivos, pinturas, disolventes y aerosoles. Con el tiempo lo atacan los aceites de parafina, vaselina y aceite de silicona.
  • El poliestireno expandido es reutilizable al 100% para formar bloques del mismo material y también es reciclable para fabricar materias primas para otra clase de productos. El sistema de reciclaje consiste en despedazar de forma mecánica el material a fin de mezclarlo posteriormente con material nuevo y así formar bloques que pueden llegar a contener un 50% de material reciclado.